dialoga en Lima y en Loreto

Y los preservativos que compramos entonces, aun siguen esperando

Publicado: 2009-06-04

Hace un mes íbamos en el gavimóvil (comopara batman es el batimovil para gavilan es…) mi hermano y yo, de pronto nos cerro el pase una improvisada manifestación de homosexuales y  a lo lejos reconocí a uno, era el mismo que quería sobarle la entrepierna a mi amigo cuando chibolos  jugábamos fulbito. Se acercaron respetuosamente  y nos  dijeron “buenas tardes jóvenes cuídense” y nos dieron a mi hermano y a mi 9 y 8 preservativos respectivamente, nos pareció curioso y pertinente que en un barrio con niñas que a los 13 ya conocen que es “un polvo”  puedan recibirlo de esas manos tan experimentadas, ni la psicóloga que en su colegio dicta el curso de educación sexual conoce tanto del tema práctico que estos señoritos. Seguimos nuestro camino y los observe detenidamente, eran de envoltura plateada, cerrados herméticamente por sus cuatro lados para que ese anillo de jebe pueda ser tocado por la piel y el deseo en el momento preciso.

Llegamos a casa y me quede pensando en aquella situación,  me asalto la maldita nostalgia y fui al último cajón del ropero donde se guardan las cartas y secretos abrí y saque esa cajita de preservativos “OK” que compramos entonces con una  ex enamorada, recuerdo queaquel día discutimos para variar o para mantener fértil esa tierra salitrada que era nuestro amor. Al momento de la calentura nos comíamos la mandíbula el unoal otro, ella me empezó a sobar y yo empecé a sobarme el bolsillo del pantalón unay otra vez luego pensé gritando ¡No puede ser! No compré -  como se me pasó!, me toco pasar una vez más porla disyuntiva más cabrona de todas – al menos para unhombre es así- y dije: continuo humectándola o me armo de valor y le digo que me espere un ratito para comprar una cajita de preservativosy santa sabiduría madrecita la cogí del brazo y le dije que me espere unminutito. Salí corriendo como alma que lleva el diablo y le dije al flaco dela puerta choche véndeme unacajita al toque, me dijo “PIEL” o “OK”, cualquiera tío no creo que se me resienta el muchacho, me dio la de “OK” (creo era la que menos salía)llegue al cuarto y  ¡la concha de la lora! por ahí había pasado elmás frio invierno la encontré  casi vestida O_O y a empezar de nuevo a ritmo de procesión, para resumir este momento un receso con el más dulce postre.

“Ayer estuve observando a los animales y me puse a pensar en ti. Las hembras son más tersas, más suaves y más dañinas. Antes de entregarse maltratan al macho, o huyen, se defienden. ¿Por qué? Te he visto a ti también, comolas palomas, enardeciéndote cuando yo estoy tranquilo. ¿Es que tu sangre y la mía se encienden a diferentes horas? “ 

Descrito el momento nuestras horas se encontraron nuevamente y envaine la espada  me llevo de la mano a la tierra de nunca jamás donde el tiempo no pasa o no quieres q pase, me hablo del amor por25 eternos minutos y nuestras sangres a punto de ebullición nos recordó queéramos solo mortales y todo termino, hizo blup! La burbuja de aquellos momentos y nos vimos nuevamente en la tierra de salitre, ambos decidimos vestirnos, la temperatura bajaba minuto a minuto y salimos de ese cuarto tan gélido.

Con un beso en la mejilla nos despedimos, a veces recuerdo esa y otras situaciones quevivimos pero déjame decirte cariño todo lo que nos dimos quedo en el baúl del recuerdo si preguntas por mi seguro te dirán que he muerto y yo…  estoy de acuerdo con eso.      


Escrito por

Hilton

Tengo muchas obsesiones las q se llevan el 80 % de mi vida son: dormir hasta las 10 am, leer noticias poemas obras literarias, beber, bailar, reir hasta llorar, llorar de nostalgia, modificar mi conducta ambiental y lo + importnte ser mejor hijo hermano primo


Publicado en

Muchacho plástico

maleable en caliente, duro en frio y algo suave a temperatura normal